fbpx
Travel

Conoces El Altar?

on
10 December, 2019

Cuando comenzó la aventura de contar mediante videos los diez mejores lugares del Ecuador, no sabíamos por cuál empezar, ya que nuestro país tiene más de diez puntos mágicos para conocer, sin embargo queríamos mostrar aquellos que la mayoría de los ecuatorianos y turistas no conocen o visitan poco, es por esto que decidimos comenzar nuestra aventura visitando uno de los más hermosos nevados llamado El Altar, Collanes o Cápac Urcu, que quiere decir: “Señor de las Montañas o Todopoderoso”, se dice que fue más grande que el mismísimo Chimborazo y luego de su última erupción en el año 1490 se convirtió en lo que conocemos hoy en día. Está ubicado en el centro del Ecuador, en la Cordillera Oriental de los Andes a unos 20 kilómetros al este de Riobamba y hace parte del Parque Nacional Sangay, provincia de Chimborazo.

Inicio de nuestra gran aventura.

Nuestra idea principal era llegar a Riobamba aproximadamente a las 4 de la tarde, sin embargo la neblina y un tanque militar no hicieron esto posible, tuvimos que permanecer en la carretera aproximadamente 2 horas, hasta que lograron mover el tanque y pudiéramos continuar con nuestro viaje, pero mientras esperábamos, algunos bajaron a sacar fotos de las ovejas que cruzaban por el camino, era increíble ver a estos animales cruzar por la carretera sin importar el frío que ya a esa hora se sentía, otros en cambio aprovecharon para dormir un poco.

Día 1: Una competencia entre el cuerpo y la mente.

Nos levantamos a las 06:00 am para preparar nuestras maletas y recibir las instrucciones de los guías, una de ellas y la más importante es que debíamos usar botas de caucho ya que el terreno estaba con lodo y sería difícil hacerlo con zapatos deportivos, corríamos el riesgo de quedar hundidos en el lodo, las botas las puedes comprar en Riobamba o alquilarlas en la Hacienda Releche.

Una vez equipados empezaría la caminata por aproximadamente 7 horas hasta llegar a las cabañas ubicadas en el Valle de Collanes, donde acamparemos. Nuestro equipaje fue llevado por arrieros y mulas, un servicio que también brinda la hacienda.

Durante el trayecto el equipo se fue separando, habían unos que caminaban más rápido que otros, realmente el camino no era tan fácil y nuestro cuerpo sentía el cansancio luego de algunas horas caminando, cada paso que das es más difícil que el anterior, y no te afecta el frío, pero el camino es bastante empinado y llegas a sentir que el aire te falta, lo que te obliga a parar y descansar, sin duda es uno de los caminos más duros pero nuestra mente fue la que nos llevó hasta el final.

Para este tipo de caminatas recomendamos llevar lo necesario, ya que cada peso cuenta y se vuelve incomodo con el paso de las horas, aquí no se puede usar aquel refrán “más vale prevenir que lamentar”, ya que terminarás lamentando haber llevado tantas cosas innecesarias, lo principal es tener un termo de agua y los bastones de caminata que serán tu mejor dupla en todo el trekking, aquí no necesitas equipo de montaña.

Ya instalados en las carpas disfrutamos la noche y cenamos nuestros lunch box que habíamos llevado, entre risas y anécdotas nos preparamos para dormir, pero de pronto apareció un amigo entre la oscuridad que buscaba algo de comida, un lobo , el cual nos acompañó durante algunos minutos hasta que se cansó y se fue, aprovechamos para sacar algunas fotos de este pequeño aventurero.

Día dos: Un encuentro con lo extremo.

A las 06:00 am ya todo el equipo estaba desayunando y preparándose para el trekking a la gran Laguna Amarilla, que se encuentra a 2 horas del refugio, el camino es bastante empinado así que es recomendable hacer paradas cada media hora, en nuestro caso parte del equipo iba adelante y el resto atrás, el cansancio se apoderaba de la mayoría y esto nos obligaba a parar, pero no desaprovechamos las paradas, ya que sacamos fotos del paisaje que nos regala el lugar.

Luego de 1 hora y 40 minutos caminando llegamos a nuestra meta, el cielo se abrió y por primera vez vimos la majestuosa Laguna Amarilla «El Altar», que en ese momento se mostró un poco más verde que amarilla. Estábamos felices de haber logrado nuestro objetivo, en ese momento ya no sentíamos cansancio, el esfuerzo había valido la pena, permanecimos alrededor de 2 horas admirando la belleza de la laguna, y la impresionante vista de sus empinados picos, sacamos algunas fotos y video.

Por Gabriela Andramuño

www.bucketlistec.com

Team Bucketlistec:
Roberto Ochoa He.: @robertoochoahe
Dana Bjaner: @danabjaner
Meche Chica: @mechechica
Viviana Edgecombe: @viviedgecombe
Isabela Carmigniani: @isabelacarmigniani
Erick Ramos: @erickramosb
Kevin Cedeño: @kevincedenoc
Kevin Moncayo: @kevinmoncayo
Derrick Moncayo: @moncayo1
Anel Rizzo: @anelrizzo
Gabriela Andramuño: @gabrielaandramuno

Datos técnicos:

  • Nivel físico: medio.
  • Tiempo estimado: 6 horas el primer día, 2 horas el segundo día hasta llegar a la laguna.
  • Altura Máxima: 4.400 msnm.
  • Altura Mínima: 3.200 msnm.

Ubicación
El Altar está ubicado en la provincia de Chimborazo, en la cordillera oriental de los Andes ecuatorianos. Se encuentra dentro del Parque Nacional Sangay.

Clima
Estando ubicado en el sector oriental de la Cordillera, este volcán presenta un clima muy inestable, con fuertes tormentas provenientes del Amazonas, que se elevan a alta velocidad con la humedad de los trópicos y descargan grandes cantidades de nieve en sus picos.

Qué llevar:

Botas de caucho.
– Agua.
– Carpa.
– Sleeping Bag.
– Bastones para caminata.
– Ropa abrigada.
– Linterna de cabeza.
– Protector solar.

Tips o recomendaciones:
1. Una maleta de 35 o 45 litros es más que suficiente.
2. Llevar alimento no perecibles.
3. Es preferible que comiences la caminata lo más temprano posible así llegarás al refugio con luz del día.
4. No olvides tu cámara y recuerda que en el amanecer y atardecer tiene la mejor luz para sacar fotos.

Hacienda Releche
Teléfono: 033014-067, 0984651922/0984649634
Mail: info@haciendareleche.com
http://www.haciendareleche.com

Was this helpful?

Comments

comments

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Roberto Ochoa
Guayaquil, Ecuador.

Marine Wildlife videographer, has been documenting the beauty of our world’s oceans. His personal mission is to use his videos which are often highly emotional, evocative, and very beautiful, to ignite a conversation about the future of our planet’s natural wonders and to inspire action.

SHOP NOW
Twitter
error: Content is protected !!